El ansia

ansia

Llevamos una semana sin olas. Bueno, ayer mismo me tiré al agua pero la cosa era realmente pobre. Para refrescar vale, pero para curar el mono de olas no. Que me perdonen mis amigos mediterráneos, pero nuestros mínimos por aquí arriba son un tanto diferentes a los suyos.

El caso es que el ansia de olas empieza a hacer mella en algunos. O cuento esto porque he puesto un par de fotos antiguas de olas en alguna red social, y rápidamente alguien pregunta aquello de “Es hoy??!!!!!” completamente convencidos que el mar había pegado una subida repentina y se lo habían perdido!!!!
Han sido pocos los que lo han escrito, pero seguro que muchos más lo pensaron.
Somos unos yonkis, reconozcámoslo. Nos guste o no, el mar, las olas y las mareas rigen nuestras vidas. No se si es triste o carece de importancia, pero es así. No me paro a pensar mucho en ello, no merece la pena; es así y punto…
Ah! hoy tampoco hay olas, y no se esperan en los próximos dias. PACIENCIA!!!!
(La foto es del Tableru 2010, celebrado en San Juan, con unas olas que bien nos valdrían hoy mismo, jejeje)

Anuncios

5 pensamientos en “El ansia

  1. jajaja…. si en el mediterraneo ya nos gustarian esos minimos insurfeables de por vuestros lares…jejeje… animo que queda menos que por aquí abajo para que entre algún resquicio de ola, seguro!!!!

  2. Hay algo peor para la ansiedad que ser un yonki de olas cuando el mar baja en el cantábrico.
    Ser un yonki del cantábrico desterrado en el mediterráneo.
    Me he metido algún día en el que no había olas ni para un playmobil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s