Volando…

Imagino que esto es lo típico que haces una vez en la vida. O no, porque repetiría ya mismo.
Me invitaron a saltar en paracaídas y no me lo pensé dos veces. No soy en absoluto un valentón e incluso las montañas rusas no me hacen ninguna gracia, pero esto tenía pinta diferente. Y lo es. Los nervios no fueron tantos y la seguridad era total. No voy a negar que el momento de lanzarse es un tanto crítico, pero tras un par de segundos de caída al vacío, la sensación de flotar es brutal y uno se consigue relajar. Te ves en el aire y es acojonante. Dura poco, pues al cabo de unos 30 segundos de caída libre se abre el paracaídas, pero te da tiempo a darte cuenta de como va y disfrutar de veras.
Juegas un poco con los mandos y finalmente aterrizas. Subidón por todos lados, y una cerveza que sabe a gloria.
Y si encima lo haces con amigos, ni os cuento la experiencia. Risas y más risas!!!
Gracias por supuesto a Rafa, artífice de un fin de semana increíble.
(Y a la gente de Skydive-Westerwald por cuidarnos tan bien!)

volando1

volando2

volando3

volando4

volando5

volando6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s