Los coches y los pajares

Lo de encontrarse un coche antiguo en un pajar no deja de ser un sueño recurrente. La historia de aquel que pasaba por un pueblo, paraba en una casa a preguntar una dirección y atisbaba un cacharrete bajo un trapo, en un tendejón:

– “Era de mi padre, que murió hace poco, y no sabemos que hacer con él porque no nos gustan los coches viejos…”

La contestación y el resto de la historia os la podéis imaginar.
El otro día estuve en la finca de un amigo y me encontré esta pequeña joya en una esquina. Se trata de un Renault 4 Super, del año 73 en un estado más que decente. Volante con forro de la época y baca de aluminio completan un conjunto que me parece brutal, precioso.
Ah! el coche tiene dueño que sabe perfectamente lo que tiene, por si hay algún espabilado…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s